Toxina Botulínica

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Maecenas et pellentesque mauris. Ut cursus ultricies est, nec condimentum sapien mollis sed. In rutrum fringilla quam, feugiat rhoncus risus accumsan sit amet.

¿Qué es la toxina botulínica?

La primera aplicación de la infiltración local de toxina botulínica se realizó en 1977 como tratamiento corrector del estrabismo, una patología oftalmológica caracterizada por la hiperactividad de los músculos encargados de movilizar el globo ocular. Desde entonces, su uso se ha extendido no sólo en el ámbito de la medicina sino también en el de la estética. El blefaroespasmo, o contracción intermitente o persistente de la musculatura orbicular de los ojos, fue la primera tratada con la infiltración local de toxina botulínica.


Cada vez se desarrollan más aplicaciones clínicas de la toxina botulínica. Contamos actualmente con múltiples opciones para utilizar la toxina botulínica con el objetivo de tratar diversos síntomas no deseados en el cuerpo.

Usos específicos

Una de las zonas donde se utiliza la toxina botulínica es en el tercio superior. En esta zona podemos encontrar partes del cuerpo donde el uso de la toxina botulínica se ha popularizado ampliamente, como por ejemplo:

• La frente.

• El ceño.

• Las conocidas “Patas de Gallina”.

Se trata de un procedimiento muy sencillo, poco invasivo y con el cual se logran resultados que se pueden apreciar casi de inmediato.

Experticia

Me siento honrado de ser «Speaker» y KOL de Laboratorios Merz para difundir el uso correcto de la Toxina Botulínica, lo cual me ha posibilitado enseñar a varios otros cirujanos a usar el producto. Me precio de conocerlo bien. Desempeño el mismo rol de «Speaker» para laboratorios Allergan. No debes dudar por un momento que estás en manos de alguien que maneja el producto.